sábado, 27 de noviembre de 2010

Primeros auxilios: Maniobra de heimlich

Es una técnica básica de primeros auxilios que todo el mundo debería conocer, pues un atragantamiento puede darse en cualquier momento, y la persona que está a tu lado podría necesitar tu ayuda o, por el contrario, podrías ser tu quien la necesite en un momento dado. Conocer está técnica permite salvar vidas, pues aunque el primer paso sea dar aviso a las emergencias sanitarias, el saber como reaccionar puede ser vital cuando las emergencias tardan en llegar y nos encontramos ante un caso de asfixia o atrangantamiento
La maniobra de haimlich se realiza cuando las vías aéreas se encuentran taponadas e impiden respirar.  Debemos tener en cuenta que es el último recurso, ya que si la persona tose de forma espontánea, nos indicaría que la vía aérea no esta totalmente obstruida y debemos dejar a la persona toser para ver si se solucionar de forma natural
Es en los casos cuando la persona no puede hablar, ni toser, ni respirar cuando acudiremos a la maniobra de heimlich como forma de desobstruir la vía aérea
En adultos,a se procede de la siguiente forma:
  • Con la persona de pie, abrazamos por la espalda com ambos brazos.
  • Colocamos el puño, con el pulgar hacia adentro, justo por encima del ombligo de la persona, y debemos agarrar el puño  firmemente con la otra mano.
  • Una vez correctamente colocado, debemos tirar del puño con fuerza y abruptamente hacia arriba y hacia adentro para aumentar la presión en la vía respiratoria que nos permitiría desalojar el objeto
  • En el caso de los adultos se recomienda alternar los golpes interescapulares con la realización de la maniobra de heimlich hasta que la vía aérea quede limpia, o bien hasta que el individuo deje de respirar, en cuyo caso deben iniciarse las maniobras de RCP

Si se diera que es un niño menor de un año el que esta sufriendo ahogamiento, debemos tener en cuenta que está técnica no puede aplicarse. Para estos casos debemos acostar al bebe boca abajo, a lo largo del brazo de la persona que va a realizar la técnica.  Sostenemos al bebe en la mano y la mandíbula con los dedos, de forma que la cabeza del bebe quede apuntando hacia abajo, por debajo del nivel de su cuerpo.

Una vez en esta posición se dan cinco golpes rápidos y fuertes entre los omóplatos del bebe.
Si aún realizando esto las vías del bebe siguen comprometidas, debemos darle la vuelta de forma que quede boca arriba, y utilizando nuestras rodillas como soporte.  Colocamos dos dedos en la mitad del esternón y practicamos 5 compresiones rápidas hacia abajo.
En caso de no lograr los resultados esperados iremos alternando cinco golpes en la espalda con cinco compresiones hasta que la vía aérea quede libre, o bien el bebe esté inconsciente, en cuyo caso deberá empezarse RCP

Al igual que en los adultos, si el bebe tosa, o llora la vía aérea se encuentra obstruida de forma parcial, y no debemos intervenir, ya que el objeto puede desalojarse de forma espontánea

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada